Ustedes se han repartido con obscenidad y alevosía el órgano de gobierno de los jueces

Dic 18

Intervención en la sesión de control al Gobierno 18/12/2013: Mi pregunta al Presidente del Gobierno sobre el obsceno reparto del CGPJ.

Presidente, ¿cuál es su coartada para no cumplir el programa electoral del PP en esta ocasión y en esta materia?

Para recortar los derechos de los ciudadanos, ustedes han encontrado coartadas en la herencia recibida, en las exigencias de Bruselas, en el déficit, en la quiebra del sistema financiero…, sanidad, educación, servicios sociales, dependencia, pensiones, cobertura desempleo…

Pero en esta materia, ¿Qué “circunstancias”, como le gusta decir a usted, le impiden cumplir su compromiso y su programa de modificar el sistema de elecciones de vocales del Consejo General del Poder Judicial?

¿Cuál es su coartada? ¿Tendrá que ver con la institucionalización de la corrupción política? ¿Tendrá que ver con el hecho de que haya jueces que, en el ejercicio de su responsabilidad, han empezado a abrir causas contra la corrupción sin tener en cuenta que afecten a los partidos políticos que controlan el sistema?

Esto es una obscenidad: Primero universalizan el aforamiento; después se reparten entre los partidos las cuotas para nombrar a los miembros del órgano que nombrará a los jueces que eventualmente deberán juzgarles a ustedes, los que les han nombrado; después, si acaso, le piden ayuda al fiscal; y si también eso falla, les queda el indulto… Y así se cierra el círculo de la impunidad.

Este sistema de reparto de cuotas partidario, como quedó establecido en la sentencia del TC de 1986, es contrario a la Constitución pues “frustra la finalidad señalada en la norma” y pervierte el espíritu y la letra de la Carta Magna.

Esto que han hecho, con alevosía, es una vergüenza. Sepan que no vamos a dar esta batalla nunca por pérdida. Ni en sede política ni en sede judicial. Hoy mismo presentaremos ante el Supremo este recurso contra el nombramiento de los vocales y del Presidente del Consejo.

Sin justicia independiente, ni hay democracia que merezca tal nombre ni es posible acabar con la corrupción política.

Justicia politizada igual a corrupción generalizada. No es eso lo que queremos para nuestro país.

Share