Nunca traicionaremos la confianza de los ciudadanos

Nov 05

El Pais ha sentido la necesidad de dedicarnos hoy un editorial. Hay preocupación e interés; buena noticia.

Tres apuntes sobre el contenido:

1. Lo que el periódico llama “estabilidad” no es sino inmovilismo, pura esclerosis del sistema de partidos. La “estabilidad” nos ha llevado hasta donde estamos: Cajas de Ahorro politizadas, órganos de control politizados, justicia politizada… Vamos: pacto de hierro entre los dos partidos viejos para que nada cambie; bueno, nada salvo el 135 de la Constitución en unas horas y en un despacho.

2. Respetar las reglas y hacer que los pactos se cumplan si en una cuestión de “estado”. El viejo problema de España es que aceptamos como normal que no se cumplan los acuerdos y no pase nada; desde el programa electoral (que algunos hacen para no cumplir) hasta las leyes y las sentencias de los tribunales. Sin ley no hay democracia y sin respeto a lo pactado no se puede construir una sociedad decente. Esto también es pedagogía democrática; y educación básica, por cierto.

3. No es “respeto a las minorías” lo que hay que exigir, sino respeto a lo pactado. No es a “la minoría” a la que se le falta al respeto cuando se vulnera un pacto; se falta al respeto a los ciudadanos que han depositado su confianza en un partido que no se hace respetar.

Por lo demás, todo el que lea nuestras resoluciones sabe a que atenerse respecto de las políticas que vamos a defender desde las instituciones. Nuestra posición política está claramente definida en todas y cada una de las cuestiones que afectan y preocupan a los ciudadanos. Pero, ¿de que serviría que la gente supiera cual es nuestra posición en materia de empleo, sanidad, reforma de la ley electoral con listas desbloqueadas, educación, reforma de las administraciones, política fiscal, fraude, corrupción… si no tuviera claro que exigiremos el cumplimiento estricto de los pactos que alcancemos?

Aviso para navegantes: ni traicionaremos nunca jamás a nadie ni permitiremos que se falte al respeto a los ciudadanos que han depositado en nosotros su confianza.

Comentario publicado en Facebook

 

¡¡ GRACIAS !!

Desde que finalizó el Congreso apenas si logro contestar con un escueto ¡Gracias! a las decenas de ciudadanos que me hacen llegar sus mensajes. Como exponente de todos ellos me permito copiar aquí unos pocos de ellos, eliminando el nombre del remitente para proteger su privacidad. Sois el ejemplo de que estamos haciendo lo correcto. Y contrastáis de modo asombroso con todos los cavernarios que a diestro y siniestro se levantaron ayer de la cama pergeñando estrategias para desacreditar nuestro trabajo e intentar que renunciemos a hacer frente a la hipocresía y el inmovilismo.

Van dados estos oráculos de salón, no saben cuanto nos estimula el fuego enemigo (e incluso el fuego “amigo”, el que procede de los que Paco Sosa definió acertadamente como los “antipatizantes”). La autonomía de UPyD es incuestionable. (ver más)

Share