ASCO

Sep 13

No quiero cansarles. Sólo quiero que lean las dos entrevistas hechas  en el día de ayer a Jesús Eguiguren, Presidente del Partido Socialista de Euskadi-PSOE, hombre de confianza de José Luís Rodríguez Zapatero para todo lo relacionado con ETA, urdidor de la anterior negociación y de las cesiones políticas que se le ofrecieron a la banda terrorista ETA.

Dos sendas entrevistas publicadas en El Correo y en El País. Ambas le tratan como es: el contacto entre el Gobierno, el partido socialista y ETA. Él habla como tal. Explica lo que ha hecho, lo que sigue haciendo. Muestra su enorme cercanía con los presos de ETA, con los asesinos de nuestros amigos, de nuestros guardias civiles, de nuestros policías, de nuestros jueces, de nuestros profesores, de nuestros conciudadanos:”si el compromiso de ETA se confirma, tendría que completarlo (el acercamiento y el tratamiento penitenciario especial), con los presos que quieren que esto acabe sin romper con ETA. El Gobierno central no puede meterse en esto, pero los socialistas vascos podríamos responsabilizarnos y lograr el apoyo de los partidos, incluido el PP.”

“Currin (el asesor de ETA) me dijo antes del verano que esto tendría dos fases”.

“Patxi López debe ser el hombre que trajo la paz a Euskadi.” (hace tres años le dijo lo mismo a Zapatero; todos recordamos lo que ocurrió).

“Sabía que ETA salió agotada del proceso de diálogo anterior”.

“El parón (el que no hayan matado en los últimos tiempos) se debe a la eficacia policial y a la presión de la izquierda abertzale. Si no hay eficacia policial y no hay presión social, los terroristas no evolucionan.”

O sea que según este tipo, que habla en nombre del PSOE y del Gobierno, la presión social contra ETA la ha protagonizado la izquierda abertzale, esa que forma parte de la banda, la que les ayuda a fichar a las futuras víctimas, la que está organizada en base a chivatos, la que protege a los criminales que empuñan la pistola, la que espera en la retaguardia hasta que es llamada a actuar pistola o bomba en mano. La presión social contra ETA, según el delegado de López y Zapatero, el hombre de confianza de Rubalcaba y de Ares, no la han protagonizado ni las víctimas ni los movimientos cívicos. Me dan nauseas…, no puedo con ellos. Pero hay   que leerles, hay que conocer a los que están planificando nuestro futuro y el de nuestros hijos. Hay que saber cómo piensan,  lo que están tejiendo, cómo lo quieren hacer.

Las citas anteriores son todas de la entrevista que le hace Aizpiolea (confidente de cabecera, también, de Zapatero) en El País.  Las que siguen son de la entrevista publicada en El Correo:

Pregunta:¿De qué deberían hablar ETA y el Gobierno?

Respuesta: “De muchas cosas porque en este país ha pasado tanto… Cerrar cincuenta años de violencia va a requerir muchas cosas. Pero para cicatrizar bien esta herida, más que reclamarle al Gobierno central hay que hacer política en el País Vasco. Ha sido una etapa de violencia por causas vascas. Tenemos que cerrar esas causas para abrir una etapa de paz y prosperidad.”

“Causas vascas”, dice…”Cerrar esas causas”…Les aseguro que si no le desautorizan inmediatamente, si no le obligan a dimitir de sus cargos al frente del Partido Socialista de Euskadi-PSOE, si no le obligan a dejar su escaño en el Parlamento Vasco, nadie podrá convencerme de que el Gobierno de España y el Gobierno Vasco no están otra vez en el mismo proceso de la pasada legislatura. Todo para salvar el asiento de Ajuria Enea y de la Moncloa. Sí, porque Zapatero se garantiza el apoyo en Madrid del PNV y López tiene garantizado el de Basagoiti, que va de comparsa muda y ciega de la venta de nuestras libertades a los terroristas y se conforma con hacer declaraciones altisonantes para disimular la infamia. Port supuesto, nada de esto ocurriría si el Partido Popular en Madrid actuara como un partido con sentido de Estado y pusiera pie en pared. Pero los de Génova también quieren pactar  con los nacionalistas; y saben que, que se comportan con responsabilidad y dan un ultimátum a López, el PNV saldrá en su ayuda también en Euskadi. Y se romperá ese matrimonio de conveniencia del que tanto presume Basagoiti.

Este es el panorama. Indecente lo de Eguiguren. Más aún, que el País y el Grupo Vocento lo publiciten. Más aún que sus compañeros socialistas le mantengan al frente de sus responsabilidades. Más aún que nadie haga nada para reparar esta vejación a las víctimas y esta traición a la democracia.-

Da tanta rabia, tanto asco…

Share