¡ YA SOMOS LOS PRIMEROS !

Sep 03

¡Qué razón tenía nuestro siempre infravalorado Presidente! Hay que ver la cantidad de bromas que se le han hecho por eso que dijo de que España estaba en la champions league… Pura envidia. El tiempo pone a cada cual en su sitio y los datos se imponen: ¡¡¡Ya sopmos los primeros!!!

Y es que, amigos, España ha conseguido ser el país con mayor porcentaje de personas en paro de toda la Unión Europea. ¡Toma esa!  Ya hemos  conseguido superar a los tres países bálticos, Estonia, Letonia y Lituania. Nada de ser unos más entre ellos: los primeros, por delante de los tres. Toma ya, que vengan ahora estos criticones que no reconocen la autoritas del gemelo blanco del líder planetario a decir que no estamos en la champions.  ¡¡Estamos en la champions y somos campeones!!

Y para que se fastidien los agoreros, los que nunca creyeron que España podría llegar a superar a todos los países de la Eurozona, quiero destacar algunos de los datos que recoge la encuesta de Eurostat con datos del mes de julio de 2010. España es líder, llega al 20,3 de parados, frente al ridículo 10% de media y el escandaloso 3,8% de Austria. También somos los primeros en tasa de paro masculina y los primeros en tasa de paro femenina, porque aunque ambos colectivos han  crecido en el conjunto de la Eurozona nosotros, los españoles, nos hemos aplicado más y hemos conseguido superarles.

Pero el colectivo en el que somos supercampeones es el de los jóvenes. Ahí sí que nos hemos aplicado: el desempleo juvenil alcanza en España el 41,2%, dos puntos y dos décimas más que hace tan sólo un año. ¿Qué creían los negativistas estos? Zapatero no da ni una sola puntada sin hilo; ¿O creen que él no es consciente de que el modelo educativo español iba a tener estas consecuencias? No hombres de dios, él lo sabe; y como prometió que íbamos a ser los primeros mantiene contra viento y marea un modelo educativo en diecisiete leyes educativas, sin modelo común para todo el territorio nacional; un modelo en el que el profesorado ha sido desposeído de su autoridad;  en el que la falta de motivación por el esfuerzo y la excelencia, son una constante; en el que  la imposición de modelos lingüísticos espanta a los mejores profesores y garantiza la caída constante de nivel de los alumnos. ¿Alguien creía que toda esta inversión destinada a cargarse la educación no iba a tener consecuencias? Descreídos que somos: el líder lo sabía y  cumple con su compromiso: seremos los primeros cueste lo que cueste y le cueste lo que le cueste.

Y luego está lo de su viaje por Oriente, proclamando y aclamando las virtudes de nuestro país y el tamaño de nuestro destino. Yo no sé por qué le critican por llevar  la Copa del Mundo de futbol para presumir ante los chinos.  Es que este es un país de envidiosos, señor. ¿Acaso no es él el Ministro de Deportes?

Y luego está lo del tamaño de nuestro futuro, que es enorme, como Miguelín. Ya, ya se que el futuro de los países (como el de las personas) no tiene tamaño; pero reconózcanme que es una frase original que nos obliga a mirar al muñeco y a pensar en su futuro, el del bebé. ¿Donde van las muñecas de los niños cuando estos se hacen mayores y se cansan de ellas? ¿Se reciclan? ¿Se tiran a la basura? ¿Se regalan a otros niños que quieran seguir jugando con ellas? ¿Le pasará eso a Miguelín? ¿A quien se lo darán? ¿Pasará algo similar con España? ¿Se la darán a alguien  (entera o a trozos, reciclada) a cambio de mantener en el poder al genio para que pueda seguir jugando?

En fin, a lo que íbamos: que somos los primeros. Y que hay que hacerle un homenaje y hasta una estatua a este hombre que nos ha llevado a la cima de la desesperación y el paro; a este hombre que en sólo seis años nos ha sacado del anonimato y nos ha sentado a la cabeza. Sí, ya se que alguno de ustedes dirá que nos ha colocado a la cabeza de los problemas de los europeos, que tenemos, como decía el otro día The Economist, un Presidente que contamina… Pero oigan, antes muertos que sencillos. ¿Hay algo más castizo, más español que eso?

Presidente, siga así. Ya queda poco camino por recorrer; apenas le queda un poco de soberanía que ceder; apenas alguna competencia exclusiva que utilizar. No descanse, no se desanime,  que si sigue usted con rectitud la senda que se ha marcado ni siquiera podrá utilizar la única competencia no compartida que le queda, la de convocar  elecciones. Si sigue usted su camino las elecciones se las va a convocar el PNV. Ánimo Presidente, usted sí que puede.

Share