El PSOE SE PONE EL VELO MARROQUI

Ago 24

Con la ayuda de los nacionalistas y de IU, naturalmente. Ocurrió ayer, durante la reunión de la Diputación Permanente en la que solicitamos la comparecencia del Ministro Moratinos para que diera explicaciones sobre la crisis provocada por Marruecos en la frontera de este país con Melilla.

El Grupo Socialista nos dijo que no había razón para tal comparecía; que no había tal crisis, ni siquiera atisbo de conflicto bilateral. Vamos, que las agresiones e insultos contra nuestros (particularmente, nuestras) agentes en frontera; los cinco comunicados del gobierno de Marruecos acusando a nuestra policía d vulnerar los Derechos Humanos; el boicot orquestado por el gobierno marroquí a la entrada de alimentos, los carteles en tierra de nadie insultantes contra la policía y contara la soberanía nacional, …nada de eso era ni una crisis ni un problema. Vamos que el Rey de España llamó el 12 de agosto al rey de Marruecos porque se aburría; que Rubalcaba se habido a Rabat a entrevistarse con su homologo porque quería ir de compras; que han dejado de hacer patrullas conjuntas los gendarmes y los policías porque son de diferente club de fútbol y discuten por ello…

Se puede debatir sobre la forma en la que ha de enfrentarse una crisis; sobre los orígenes, sobre la estrategia, sobre la táctica…; pero negar que ésta existe es una falta de respeto a los ciudadanos. Y no dar la cara en el Congreso una cobardía. Quien ha estado transparente a la hora de rechazar la comparecencia ha sido Ridao, el portavoz de Ezquerra Republicana que ha dicho que la única manera de resolver definitivamente los problemas con Marruecos es convocar un Referéndum en Ceuta y Melilla para que sus ciudadanos decidan si quieren ser españoles o marroquíes.  Por supuesto que el portavoz del Psoe que ha hablado después no le ha dicho ni Pío. Es lo que tiene depender de sus votos: que ahora que no hay cheques de euros los apoyos se pagan a cambio de soberanía.

Buena nos espera en la negociación de los Presupuestos. No hay nada más peligroso que un gobernante sin límites y sin escrúpulos. Nada más peligroso que un gobernante que confunde la política de apaciguamiento hacia quien te quiere chantajear con la diplomacia o siquiera con la Política con mayúsculas. Lo dicho: buena nos espera.

Share