EL OPORTUNISMO NACIONALISTA.

Nov 09

Ayer nos desayunábamos con una entrevista de Artur Más en La Razón en la que el dirigente nacionalista catalán se declaraba independentista pero abogaba por esperar a que los dioses les fuesen propicios para hacer el referéndum llamado de autodeterminación : «Me temo muy mucho que ganaría el ‘no’ en una consulta independentista», dice cuando es  preguntado al respecto.

El presidente de CIU habló también sobre la independencia de Cataluña. «Nos consideramos mayoritariamente una nación diferenciada. Por tanto, no renunciamos a ese derecho». Aunque añadió que esa consulta por la independencia provocaría una división muy fuerte y que ganaría el NO. «Si te lleva a la derrota, no tiene sentido», sentenció.

Habrá quien a esto le llame pragmatismo; yo le llamo cara dura. Me recuerda la época de las Cortes Constituyentes, cuando era Diputado Ortzi Letamendía, integrado después en las filas de la coalición Herri Batasuna. El tipo se levantaba en el Congreso  y pedía de forma reiterada un referéndum para la autodeterminación del País Vasco. Pero siempre añadía la coletilla: «Hasta que se gane». Pues este líder carismático que les ha tocado a los nacionalistas catalanes de la familia no gobernante sigue la misma senda del otrora líder radical nacionalista vasco: lo haremos cuando se gane. Mientras tanto, igual que los nacionalistas vascos, a chupar del Estado ( o sea, del resto de los españoles) sin ningún tipo de corresponsabilidad para con nosotros, el resto de los mortales que nos limitamos a sufragar los gastos suntuosos que el gobierno del nacionalista Montilla pone sobre la mesa del coordinador de las autonomías, el Sr. Zapatero.

¿Para qué van a hacer un referéndum ahora teniendo garantizados unos recursos por encima de la media nacional con el nuevo sistema de Financiación Autonómica, exactamente un tercio de los 11.000 millones totales? ¿Para qué quieren los nacionalistas catalanes un referéndum de autodeterminación si han establecido la bilateralidad con el estado a través de ese  Estatuto pendiente de sentencia del Constitucional que se está desarrollando por la vía de los hechos consumados para hacer casi imposible la vuelta atrás aunque la el pronunciamiento fuera contrario a su constitucionalidad?

No tienen nada qué ganar; ni aunque saliera el sí. Para los nacionalistas es mucho más lucrativa la independencia subvencionada por España. Y frente a unos gobernantes débiles, sin alternativa nacional a la vista, es mucho más eficaz mantener el chantaje que ejecutar la amenaza.

Una vez más, se les ha visto el plumero; vamos, se lo hemos visto nosotros. Pero, ¿se habrán enterado Zapatero y Rajoy?

Por cierto, y hablando de Zapatero, ¿alguien sabe donde está este hombre? Hay que ver con lo que está pasando, –desde el incremento en casi cien mil el número de parados en un mes, la crítica situación del Alakrana, el escándalo de SITEL, las denuncias sobre el destino de los Fondos de Rescate de las Cajas (concentrados casi en un  cincuenta por ciento en una sola, la Caja Castilla la Mancha), la detención y apaleamiento de Yoani Sánchez por la policía cubana nada más que el ínclito Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos,  confirmara la buena relación de nuestro gobierno con el de la familia Castro…–, y este hombre ni pío. Se ve que ha tomado la decisión de que las malas noticias que se las cocinen otros; él sólo está para las buenas. Y, francamente, de esas no se vislumbra ni una por el horizonte. A esto es lo que en el nuevo PSOE le llaman liderazgo…

Share